Buscar
  • Grace Antognazza

El paradigma “Enough” y el trabajo colaborativo en las organizaciones

Actualizado: jul 28


Pensemos por un segundo en la dificultad que existe hoy en día a la hora de fomentar el trabajo colaborativo en las organizaciones e incentivar el compromiso de las personas, no sólo para alinearse con los objetivos estratégicos propuestos, sino también para comprender que su viabilidad depende en gran medida de la decisión personal y voluntaria de colaborar, compartir recursos, herramientas o soluciones para alcanzar un objetivo en común.


En la cultura en la que vivimos se nos dice que nunca somos suficientes, creemos que debemos mejorarnos para ser merecedores de felicidad, aceptación y seguridad. Nos movemos en general dentro del paradigma de la escasez, donde todo se mide en términos de lo que conseguimos tener o hacer y eso muchas veces nos hace sentir en falta. Nuestros sistemas políticos, económicos y de creencias están basados en la separación, creando mundos bipolares donde hay ganadores y perdedores. Ahora bien ¿qué pasaría si la mayor parte del sufrimiento que experimentamos como baja autoestima, dudas, depresión, ansiedad, miedo, soledad, no fueran una indicación de un déficit personal, sino síntomas directos de un conjunto de normas culturales que nos orientan hacia la falta, mientras ignoramos las oportunidades de abundancia y bienestar para nosotros mismos y para los demás?


Cada uno de nosotros es único y necesario, tenemos nuestra particular manera de ver y de hacer las cosas, pero nos olvidamos que somos suficientes cuando empezamos a compararnos, o tratamos de emular a alguien a quien admiramos, o sentimos que no estamos a la altura de lo que se nos pide. Si nos sabemos suficientes, no necesitaremos estar de acuerdo, convencer al otro, ni validarnos mutuamente para que nuestros mundos puedan sostenerse porque nos sentimos completos. Si sabemos que somos y hay suficiente para todos entonces compartir es natural, damos lo que podemos y pedimos lo que necesitamos, prestamos atención a lo que nos conecta y nos une.


La idea de no ser suficientes está tan profundamente arraigada en nosotros y en nuestra cultura que sin darnos cuenta domina casi todos los aspectos de nuestras vidas. Una de las formas más importantes en las que este pensamiento nos impacta es al limitar lo que creemos que somos capaces de lograr.


La autora y activista estadounidense Laurie McCammon, en su libro Enough, nos llama a recordar que cada uno de nosotros es suficiente exactamente tal y como es y que sólo al darnos cuenta de esta verdad nuestra autoimagen se transforma. Al sabernos suficientes no sólo visualizamos nuestros talentos sino también podemos desbloquear nuestra capacidad de hacer del mundo un lugar mejor.





En este sentido, moverse en el campo de la abundancia, experimentar sentirse suficiente, implicaría que cada persona pueda ser capaz de pararse en su propio poder personal, creer en su verdad, comprometerse y confiar para trascender patrones de miedo, impotencia, poder y control que atentan contra la posibilidad de trabajar de manera colaborativa. Visto desde esta perspectiva, el paradigma de Enough puede ayudarnos ya que nos invita a limpiar algunos conceptos que nos separan de sentirnos parte de un todo y de aquello que nos impide compartir, y en cambio nos incita a competir, a compararnos, a juzgarnos y a juzgar.


Estamos influenciados por otros, estamos hechos de todas las personas que han pasado por nuestra vida, tenemos nuestra propia vibración y somos una composición de todo aquello que nos ha afectado, enseñado o precedido. Podemos ser conscientes de no ser buenos en tal área o en tal otra pero sí podemos ofrecer lo que somos porque en realidad no sabemos cómo eso puede impactar en los demás, cómo los puede empoderar o cómo ya el sólo hecho de mostrarnos en el mundo los habilita a ser valientes y mostrase también. Animarse entonces a mostrar lo propio es imprescindible en estos tiempos de transformación y cambio porque se necesitan más voces y distintas formas de hacer y de ver las cosas.


Es evidente que si podemos mirarnos bajo esta nueva lente, una conciencia mucho más amplia de lo que somos y de lo que realmente podemos hacer, nos ofrece una nueva perspectiva que nos permite entrar en un lugar de profundo significado, perforando la burbuja de escasez, indignidad separación, soledad y falta, para generar espacios donde la confianza, la creatividad y la motivación puedan circular generosamente para alegría y beneficio de todos.





Fuentes:

Laurie McCammon autora de Enough! How to Liberate Yourself and Remake the World with Just One Word by Conari Press (April, 2016)


Florencia Aduriz, Certified to offer workshops, telecircles and presentations based on the Enough book and guidebook in Argentina www.enoughers.com






 
  • Facebook
  • Twitter

©2020 por Germina Group.